Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Pérdida de peso inmuno-compatible

Interferencias metabólicas pueden propiciar el sobrepeso. Una causa es el incremento del tejido adiposo: las células de grasa forman mensajeros que activan la producción de proteínas pro-inflamatorias. Por lo tanto esta condición inflamatoria desencadena un aumento en el peso.

Las alergias tipo III pueden intensificar reacciones inflamatorias. La determinación de la alimentación que puede estar involucrada y un cambio apropiado en la dieta pueden afectar de manera positiva las reacciones inflamatorias.



Alergias alimentarias tipo III: un posible obstáculo para bajar de peso

Vital Diet Immune, es un programa de nutrición personalizado que, además de tomar en cuenta la historia clínica, considera las alergias alimentarias de tipo III del paciente – a partir del resultado del análisis ImuPro.

Vital Diet Immune es una dieta con base científica que se dirige a la raíz del problema.
Las alergias alimentarias tipo III pueden ser la causa de la obesidad e impiden perder peso con las dietas convencionales. Al eliminar el alimento incompatible de la dieta diaria, se pueden eliminar los bloqueos en los receptores de insulina descritos anteriormente. Las células reciben el suministro de energía, y lo que es más importante, las reservas de energía del organismo se vuelven a movilizar.



¿Por qué se pierde peso al evitar los alimentos incompatibles?

La producción elevada de anticuerpos IgG, resultado de una alergia de tipo III frente algún alimento, puede ocasionar inflamaciones crónicas acompañadas de algún desorden en procesos metabólicos.

Cuando se producen anticuerpos IgG en un volumen elevado, se libera TNF-alfa en grandes cantidades. Esta sustancia se adhiere a los receptores de la insulina y por tanto impide el suministro de energía a las células. El azúcar en la sangre no puede ser transportada total o parcialmente a las células donde se requiere. Con esto se activan dos mecanismos:

1. El azúcar se convierte en grasa.
Como el azúcar permanece en la sangre, el nivel de azúcar aumenta significativamente. Esto es un problema y el organismo adopta nuevas medidas para reducir el nivel azúcar en la sangre. Ahora entra en juego el hígado, que transforma el azúcar de la sangre en ácidos grasos y posteriormente se almacenan en las células grasas. Lo que significa que los depósitos de grasa aumentan.

Y seguirá empeorando. Los receptores de insulina bloqueados provocan la liberación de más y más insulina. La alta concentración de insulina impide la retransformación de los ácidos grasos en azúcar en la sangre. Esto significa que la energía almacenada en los depósitos de grasa no puede ser aprovechada por el organismo.

2. El consumo de energía se reduce.
Quien tiene menos energía produce menos. Por tanto, la actividad de la célula y la cantidad de calorías quemadas en reposo se reducen; es decir, la tasa del metabolismo basal disminuye.

Estos dos mecanismos explican el fenómeno que sufren muchas personas con sobrepeso que, aunque consumen pocas calorías, no pierden peso, e incluso aumentan peso.

Vital Diet Immune es una dieta con base científica que se dirige a la raíz del problema. Las alergias alimentarias tipo III pueden ser la causa de la obesidad e impiden perder peso con las dietas convencionales. Al eliminar el alimento incompatible de la dieta diaria, se pueden eliminar los bloqueos en los receptores de insulina descritos anteriormente. Las células reciben el suministro de energía, y lo que es más importante, las reservas de energía del organismo se vuelven a movilizar.



Ventajas de Vital Diet Immune

  • Determinación de la grasa corporal y el músculo
  • Determinación de posibles incompatibilidades con la ayuda de ImuPro
  • Plan de alimentación individualizado
  • Reducción óptima de grasa corporal mediante suplementos alimenticios de concentrados ricos en proteína