Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Inicio / Análisis de laboratorio / Intolerancia a la Lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

Es también llamada incompatibilidad al azúcar de la leche, deficiencia de lactasa o mala absorción de lactosa. Sus síntomas incluyen dolor abdominal, flatulencias, cólicos, sensación de pesadez, mareo y diarrea. Los síntomas aparecen entre 30 y 120 minutos después de haber consumido algún alimento con azúcar de leche – lactosa –. Normalmente el padecimiento ocurre por primera vez entre los 2 y 20 años de edad.



¿Cómo se desarrolla la intolerancia a la lactosa?

La enzima lactasa está presente en las células del intestino delgado, y ésta divide la lactosa en dos azúcares simples: glucosa y galactosa. El intestino sólo puede absorber azúcares simples. Si existe una deficiencia de lactasa, el azúcar de la leche no se divide, lo que provoca que se aloje en el colón donde queda disponible para las bacterias como un substrato para procesos de fermentación en los que se producen gases y ácidos orgánicos que ocasionan flujo de agua hacia el intestino así como un incremento en los movimientos intestinales. Estos procesos de fermentación bacteriana son la causa de los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

La intolerancia a la lactosa es un deficiencia de una enzima, y no debe confundirse con la alergia a la leche que es un reacción inmune activa debida a una alergia a la proteína de la leche.



El análisis

El origen genético de la deficiencia de lactasa se conoce desde el 2002. Un análisis genético se puede utilizar para detectar si existe esta deficiencia (LCT), para ello se requiere una muestra de sangre.

Si no se identifica una intolerancia a la lactosa como la causa de los síntomas, éstos podrían ser ocasionados por intolerancia a la histamina o la fructosa, enfermedad celiaca o hipersensibilidad alimentaria por lo que sería recomendable realizar análisis adicionales para identificar la causa del padecimiento.



La terapia

Para evitar los síntomas asociados a la intolerancia a la lactosa se deberán consumir sólo alimentos libres de lactosa.

Incluso, se podrían tomar tabletas de lactasa para prevenir los síntomas.

Cualquier deficiencia en calcio que pudiera ocurrir debido a una ingesta reducida de leche podrá compensarse, por ejemplo, bebiendo agua mineral.



Síntomas comunes

  • Dolor abdominal
  • Flatulencias
  • Cólicos
  • Distensión abdominal
  • Mareo
  • Diarrea