Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Inicio / Padecimientos / Sobrepeso, obesidad y diabetes

La clave para bajar de peso efectivamente radica en el músculo, y para ello no es aconsejable “morirse de hambre”: Quien muere de hambre, pierde músculos. Y los músculos consumen calorías y nos mantienen delgados. Quien reduce músculo aumenta de peso de nuevo más rápidamente.

La obesidad y la adiposidad pueden ser desencadenadas por desórdenes metabólicos. El origen puede encontrarse en el tejido adiposo: las células de grasa forman mensajeros (TNF-alfa, interleucina-6, leptina) que estimulan al hígado a producir proteínas inflamatorias. Por lo tanto un incremento en el peso puede llevar a una condición inflamatoria crónica.

Las alergias alimentarias tipo III incrementan las reacciones inflamatorias. La inflamación crónica causa o incrementa el almacenamiento de la grasa en el tejido adiposo y muscular. La eliminación de los alimentos incompatibles puede influenciar el proceso inflamatorio de manera positiva y consecuentemente llevar a la pérdida de peso.



Ver Programas de Nutrición


subir