Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

El índice de sobrevivencia frente al cáncer ha cambiado poco en los últimos 20 años, a pesar de la constante aparición de nuevos tratamientos. Nuevas medicinas han sido desarrolladas, pero en ocasiones han resultado ser contraproducentes. Esto nos muestra que es necesario un replanteamiento, un nuevo entendimiento sobre lo que depende esta enfermedad.



Un acercamiento importante: la producción de energía de las células cancerígenas.

Gracias al desarrollo de nuevas investigaciones sobre el cáncer, ahora es posible identificar dos tipos diferentes de células cancerígenas en un tumor, independientemente al órgano afectado. Los dos tipos de células son las "quemadoras de glucosa" (TKTL1-negativas) y las "fermentadoras" (TKTL1-positivas)



Las células "fermentadoras" son la mayor amenaza para los pacientes de cáncer:

  • Estas promueven la metástasis y por lo tanto la diseminación del cáncer en el cuerpo.
  • Asimismo han probado ser resistentes a la quimio y radioterapia.


El metabolismo especial de las células cancerígenas.

La existencia de las células "fermentadoras" se determina adecuadamente por un análisis de sangre sencillo: Tavarlin. El análisis EDIM-TKL1 identifica las concentraciones altas de TKTL1 en la sangre. Las células "fermentadoras" necesitan de la enzima TKTL1 para producir energía.
Actualmente no existe un tratamiento médico dirigido a las células cancerígenas TKTL1-positivas. Sin embargo, con la Dieta Tavarlin (El principio Coy) es posible afectar la producción de energía de este tipo de células.



Prevenir el cáncer de colón.

Es importante detectar los pólipos adenomatosos en el colon o en el recto, ya que con el tiempo pueden convertirse en cáncer de colon y se deben extirpar. Estos pólipos pueden identificarse fácilmente a través de un exámen de sangre:

PSP


subir